Día mundial de la poesía

Por Jesús García Clavijo
Poeta y escritor santiaguero, colaborador de Haciendo Almas

El Día mundial de la poesía fue proclamado por la Conferencia General de la Unesco y celebrado por primera vez el 21 de Marzo del año 2000.
Realmente la poesía es de todos los días, pero hoy es 21 de Marzo y felicito a todos los poetas del mundo que se enfrentan a la hoja en blanco dándole forma a un verso.
Podría decirles muchas cosas pero prefiero dejarles estos poemas escritos hace varios años y traen misteriosamente los recuerdos. Ahora los comparto con ustedes.
Feliz día poetas.

Jesús García Clavijo

POEMA 25
Jesús García Clavijo

Tus manos
sostienen la cara.
La derecha
los silencios que descubres.
La izquierda
el mundo en sus misterios.
Tus manos,
arreglan el pelo,
despejan el cuello.
Tratan.
Camino limpio
que conduce
y mantiene.

LARISA
Jesús García Clavijo

Hace un tiempo jugábamos a escondernos
Larisa, como decías tu nombre.
Desnudaste tu cadera ante mis ojos
y no recuerdo tu cadera, pero tu voz, sí
la luz, la hierba.
¿Dónde dejaste el creyón de taparte lo ocurrido?
Publicaré este poema con tu nombre para reconquistar
tu vida ante el silencio.
¿Quién diría, Larisa
después de tanto tiempo en esperas sin sentido?

Hace un tiempo jugábamos a escondernos…
hoy la gente no te busca en sus prejuicios
mientras, desando aquel lugar, Larisa,
recogiendo las adelfas que retoñas cada día.

POEMA DEL OTRO
Jesús García Clavijo

Esperaré que venga el otro a escribir lo que no puedo
a decirle que la amo y es constante ante mis ojos.
El incapaz, yo, no se enfrenta ante la hoja o la pantalla
por temor al silencio de las letras.
Esperaré que venga el otro y escriba
los tropos y las musas.
Mientras, sigo ante el deseo y el objeto
sin que un nombre, un solo nombre
me lleve la mano en el teclado
como si el teclado fuera tu cuerpo lejano
carcomido o tierno, pero tu cuerpo nuestro.
Debo esperar que venga lo dormido
para no olvidarte ante la hoja o la pantalla
hoy que en Santiago de Cuba llueve en la mañana
y dentro de mí, anda ese otro, detenido y alerta.

COMO GUIRNALDAS, TU ESPALDA

Entre el pelo y tu espalda una ciudad se desvanece
si prefieres podemos llamarle de otra forma
pero es verdad la ciudad sobre tu espalda.
Entre tu pelo y la ciudad no hay discrepancias
todo cubre, todo alcanza, todo brilla y pasa.
Si prefieres podremos llamarle de otra forma
pero sabes que es poder tu espalda
esa tez de mujer entre granadas
más que soles, hogueras y guirnaldas.
Entre el pelo y la ciudad no habrá distancias
sólo mi mano y tu mano, sólo tu cuerpo
y tu espalda, sólo el misterio y la noche
al recoger el polvo y las hojas para bañarlas
con hierba buena, azucena y albahaca
y hacer inciensos con sus tallos y sus cáscaras
y tu silencio o tu risa y la esperanza
poner tu mano en la escalera para escalarte
mujer, y dormir, besándote la espalda.

Comenta a través de Facebook
José Miguel R. Ortiz

José Miguel R. Ortiz

Cifuentes, Villa Clara,1985. Coordinador de la Red Social Haciendo Almas

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta es una medida de protección contra spammers y robots, escriba los número que ve a continuación por favor. Gracias! Refresque la imagen haciendo clic en las dos flechitas, por favor, o apriete F5 en su teclado para ver otra imagen, pues ésta ha vencido su tiempo,...